Elegir idioma

Elegir idioma predeterminado

Inicio > Noticias > ¿Las tendencias del confinamiento en el sector de hospitalidad han venido para quedarse?
Jan 1st 0001
The Blend
Global

¿Las tendencias del confinamiento en el sector de hospitalidad han venido para quedarse?

Las medidas sobre el confinamiento están volviéndose lentamente menos duras en todo el mundo y la industria de la hospitalidad comienza a reabrirse con cautela. Nos preguntamos qué tendencias del confinamiento desaparecerán y cuáles llegaron para quedarse. ¿La pandemia ha cambiado la forma en que interactuamos y socializamos?

Eventos virtuales

Desde bebidas virtuales hasta bartenders que comparten su conocimiento y experiencia no solo con los del sector de la hospitalidad, sino también con cualquiera que quiera agregar creatividad a sus cócteles en casa, los canales digitales se han convertido en parte integrante de cómo accedemos al entretenimiento, cómo aprendemos y más. Y, lo que es más importante, cómo hemos estado socializando en los últimos meses. Muchos de nuestros eventos favoritos de la industria se han trasladado a un modelo exclusivamente virtual, como se detalla en nuestro último resumen de los eventos de 2020 aquí.​​

El primer espectáculo digital ha tenido un impacto real en las audiencias cautivas, el concierto de transmisión en vivo One World: Together at Home atrajo a 20,7 millones de espectadores en vivo, mientras que 1,3 millones de personas sintonizaron una carrera virtual de NASCAR. ​ ​

Pero a medida que las ciudades se abran de nuevo, ¿se apegarán a estas nuevas formas de entretenimiento digital o las abandonarán por el verdadero negocio?

Cócteles para llevar

¿Quién no ha pedido algunos kits de cócteles y no ha ampliado su variedad de reservas de bebidas en casa durante el confinamiento?​

Botellas con forma de matraz, envases para llevar o bolsas selladas al vacío: hemos visto mucha innovación en los últimos meses. Los bares y restaurantes se han adaptado bien, concentrando su esfuerzo por llevar sus productos a los consumidores a través de servicios de entrega de cócteles (y de comida).​​

Sabemos que extrañamos a nuestros bares favoritos y también nuestros clientes, pero ¿la entrega de cócteles y la hora del cóctel en casa se convertirán en algo más permanente una vez que todo vuelva a la normalidad? Agregar un elemento de entrega y comercio electrónico a lo que es fundamentalmente un espacio físico tiene el potencial de actuar como una fuente de ingresos adicional, especialmente a mediano plazo, ya que los clientes aún no están seguros y hay un elemento de miedo que aún se siente en el aire.

Espacios de hospitalidad relacionados

Una a una, las puertas de los bares y los restaurantes se reabren y dan la bienvenida a los clientes. Probablemente, el futuro cercano de salir no se parecerá a nada que hayamos visto antes, ya que los espacios que conocimos en el pasado ahora se están adaptando en torno a un tema común: la seguridad. Entonces, ¿qué tan diferente será todo?

Las primeras pistas provienen de todo el mundo, pero en realidad, no hay dos ciudades iguales. Desde equipos de protección personal (EPP) a medidas de distanciamiento social, sistemas unidireccionales, servicio de mesa, el uso de pantallas de protección y aprovechar el espacio exterior, todas estas son medidas que hemos visto implementar en todo el mundo. 

Time Out informa que "en Hong Kong, por ejemplo, que reabrió sus bares el 8 de mayo, los locales solo podían trabajar a la mitad de su capacidad, haciendo controles de temperatura a los clientes en la puerta y admitiendo grupos sentados de no más de cuatro personas. Muchos ahora dispusieron un sistema de reservas para que puedan escalonar las visitas durante el horario de apertura. El personal debe usar máscaras, y las instalaciones están sujetas a desinfecciones periódicas.”

Otros países como Italia y el Reino Unido parecen estar un poco más relajados, aunque mantienen el distanciamiento social y aprovechan al máximo los espacios externos. En Australia, el registro de todos los clientes en locales y restaurantes se está volviendo la norma, a través de la captura manual de información por medio de aplicaciones de código QR.

Aunque compartir menús y mesas comunes puede desaparecer, la distribución física del restaurante y los bares tendrá que rediseñarse para enfatizar un mayor distanciamiento social. Comer al aire libre con aire fresco y las entregas podría ser la norma junto con los eventos virtuales y las ferias comerciales que no muestran signos de ir a ningún lado a corto plazo.