Elegir idioma

Elegir idioma predeterminado

Inicio > Noticias > Opiniones sobre el posconfinamiento: Alemania
Sep 3rd 2020
Noticias de la industria
Global

Opiniones sobre el posconfinamiento: Alemania

Durante las próximas semanas hablaremos con amigos de la industria de todo el mundo sobre cómo están las cosas en el sector de la hospitalidad en el lugar donde se encuentran, compartiendo visiones y enfoques diferentes con nuestros miembros y brindándoles apoyo y orientación. 

Esta semana obtendremos la ayuda de Jan “Fossi” Forsberg, el diplomático de Maker's Mark en Alemania; Christian Haller de Marmion, Frankfurt; Leo Sommerfeld de Schumann’s Les Fleurs du Mal, Múnich; y Tim Mayer de Jigger & Spoon, Stuttgart. ​

Alemania reaccionó rápidamente en los primeros días del virus, con lo que el confinamiento fue más reducido y hubo menos víctimas; sin embargo, aún hay muchas restricciones instauradas para controlar la expansión del Coronavirus. 

Actualmente, todos los bares y restaurantes están abiertos, aunque los clubes siguen cerrados sin fecha de apertura confirmada. La semana pasada, la canciller Ángela Merkel anunció que eventos grandes como festivales se prohibirán hasta fin de año debido a un aumento de casos.​

En la industria de la hospitalidad, todos los bartender deben utilizar mascarilla en todo momento, y los clientes deben utilizarla al entrar a un bar o al usar el baño. Al igual que en muchos otros países tras el confinamiento, debe haber 1.5 m entre mesas y no más de 10 personas por grupo. Al entrar a un bar, cada persona debe registrarse con nombre, dirección y número de teléfono para que se les pueda contactar si alguien da positivo. 

Los locales individuales se están adaptando de diferentes maneras. Como en Reino Unido y Australia, los kit de entrega de cócteles se han popularizado y muchos negocios siguen ofreciéndolos. Hay separadores de plexiglás entre las mesas para ofrecer más seguridad y tranquilidad, así como  desinfectante para manos. 

Los próximos 12 meses:

Para muchos, mantener la positividad puede ser difícil en medio de una pandemia. Para Christian Haller de Marmion en Frankfurt, las cosas han cambiado drásticamente en su bar. Al estar dentro de un hotel, tratar de tener la misma atmósfera que antes del confinamiento ha sido imposible. Christian y su equipo ahora se concentran en crear una experiencia agradable para todos sus clientes, pero, como era de esperar, “cuando todos utilizan mascarillas, es difícil disfrutar de la noche sin pensar en el virus”. 

Leo Sommerfeld de Schumann’s Les Fleur du Mal, Múnich, piensa que el invierno será difícil para el equipo. Ahora tienen una terraza que es ideal para el verano, pero teme que el ánimo cambiará cuando los clientes deban sentarse dentro, incluso a pesar de que tienen varias medidas de seguridad implementadas para los clientes. “Múnich es una ciudad internacional y los clientes disfrutaban de su atmósfera, pero ahora hay menos de la mitad de los turistas normales que solían visitar”, dice Leo.

Tim Mayer de Jigger & Spoon, Stuttgart, espera que la pandemia tenga una influencia positiva a largo plazo. “Las personas se están cuidando más entre sí, y si podemos seguir como ahora, podemos aplacar la crisis y quizás todos puedan salir de ella comprendiendo mejor cómo es nuestro mundo y las personas que viven en él”. 

En noticias recientes que deberían traer algo de positividad a la industria, la coalición que gobierna en Alemania ha acordado extender su paquete de ayudas laborales hasta final del año próximo. La iniciativa permite a los empleadores reducir las horas de los trabajadores y mantenerlos en plantilla.​

La industria de Alemania, y en el resto del mundo, está atenta mientras el virus sigue siendo tan volátil y cambia con tanta velocidad, pero en cuanto a la hospitalidad, aún hay un apoyo sobresaliente entre todos y la esperanza de que volverá a ser como antes.