Elegir idioma

Elegir idioma predeterminado

Producción de Maker's Mark®

Hay un viejo chiste entre destiladores que dice: "Si lo pudiéramos hacer más rápido, no lo haríamos". Porque en Maker’s Mark®, se hace de una en una botella. Siempre. Eso es así hoy y desde que nuestros fundadores llenaron la primera botella. Y desde entonces, existe la creencia de que el carácter no lo fabrica una máquina.

La receta de Bill de TRIGO ROJO DE INVIERNO.

El trigo rojo y suave de invierno es el grano que da sabor a Maker’s Mark® ® y la estrella de la receta. En los días en los que el destilado de centeno —que puede tener un sabor fuerte no deseado— era el grano principal de los preparadores de whiskey, Bill Samuels, Sr., se dispuso a buscar un sabor que permitiera que su nuevo bourbon se destacara del resto. Mediante prueba y error, descubrió exactamente lo que necesitaba.

AGUA DE PIEDRA CALIZA Siempre pura.

La saliente de piedra caliza donde se encuentra la destilería es clave para producir el sabor único de Maker’s Mark®;  es la única destilería con su propia fuente de agua y línea divisoria de aguas. La piedra caliza de Kentucky filtra el hierro del agua, que genera mal sabor en el bourbon. El agua pura rica en calcio y magnesio que rodea la destilería produce mejor agua potable y mejor mosto ácido en el cual puede crecer la levadura.

Una variedad de levadura más vieja que el Maker's mismo.

A veces, el mejor y más fresco ingrediente disponible es una cepa de levadura que tiene más de 150 años. De hecho, este microorganismo bien protegido se ha llevado a cada botella de Maker’s Mark®  fabricada. ¿Habría sido más fácil pasar a levadura más barata como el resto? Seguro. Pero no sería mejor. Y no sería Maker’s Mark®.

Los fermentos de levadura en tanques son originales de la vieja destilería Burks que precede a Maker’s Mark®. Están hechos de planchas de ciprés de más de 100 años. El ciprés, que es difícil de conseguir en estos días, es ideal porque no afecta el sabor de Maker’s Mark®.

Nuestros alambiques de destilación de barril doble.

Además de ser sorprendentes a la vista, estos alambiques relucientes de cobre son la clave de nuestro proceso de destilación doble, que elimina las impurezas para obtener un whiskey más refinado. Conforme creció la demanda, nuestros amigos de Vendome Copper & Brass Works fabricaron y nos ayudaron a instalar una réplica exacta de nuestro alambique original, para crear esta ilusión de espejo genial en nuestra destilería y garantizar que cada gota de Maker's se haga tal como Bill lo deseó.

El nivel perfecto de chamuscado.

Toma solo 40 segundos de fuego alcanzar el chamuscado número tres típico de Maker’s Mark® . El proceso de chamuscar los barriles abre los poros de las duelas y carameliza las azúcares naturales de la madera. Esto ayuda a darle a Maker’s Mark®  esas notas agradables de vainilla. Pero antes de que pueda haber chamuscado, el tonelero (o la compañía que fabrica barriles) debe "sazonar" al aire libre el roble blanco americano nuevo que se usa en nuestros barriles durante nueve meses, incluido el verano. Esto ayuda a eliminar los taninos amargos de la madera que de lo contrario irían al bourbon.

Rotación de barril a mano.

Rotamos nuestros barriles de 525 libras a mano para garantizar la exposición adecuada a las diferentes temperaturas de la bodega. Esto agrega consistencia de un barril a otro y nos distingue de los destiladores que abandonaron la práctica hace mucho. Los barriles pasan al menos tres calurosos veranos de Kentucky en la parte superior de la bodega donde el whiskey se expande a través de la madera, con lo que gana color y sabor. Nuestro panel de degustación determina cuándo el whiskey está listo para ir a una sección más fría, para evitar que se añeje demasiado pronto.

Cronología de Maker's Mark®

Esta es la versión breve y melodiosa de los eventos que marcaron los momentos clave de la historia de Maker’s.

Más información

Explorar productos